Tras años soñando con visitar Venecia, al fin he vuelto, y digo vuelto porque seguro aquí he estado antes y tal vez más de una vez, porque me sentí como cuando reconoces un lugar y dices:  «he estado aquí y me siento genial».
Hace unos años, cuando mi madre se acostaba conmigo a leer, un día descubrimos a Venecia en un libro sobre las maravillas del mundo y al igual que con el Taj Mahal hemos soñado ambas con ir.

Mensaje desde Venecia
De momento soy yo la primera en pisar Venecia y no por falta de intentos, simplemente no hemos logrado que ella obtenga el visado, pero llegará el día y seguro disfrutará tanto como yo el estar aquí.
Y es que no por nada Venecia es considerada una de las ciudades más románticas y bellas del mundo (para algunos). Además de una de las más turísticas y agobiantes, según yo.

Cualquiera que sea el camino que elijas tarde o temprano llegarás a tu destino

Letreros en Venecia
Observar el letrero en una calle de Venecia

Esta es la enseñanza que me dejó mi paso por Venecia y es que tras perderme durante horas por sus callejuelas descubrí que muchos letreros te indicaban un lugar y te daban la posibilidad de ir por una vía u otra, porque a la final todos los caminos te llevaban al lugar que necesitabas.
Venecia es para mí la ciudad del eterno turismo, de los canales, del romance y de las 118 pequeñas islas. Tiene mucho más que mostrarnos que la hermosisima y famosa plaza de San Marcos y sus alrededores.
Venecia, tiene un total de 445 puentes que une las 118 islas, cada uno de ellos tan diferente y espectacular como el famoso Rialto o los suspiros. Algunos son modernos, otros están hechos en piedra, acero o madera. Lo único cierto es que comunican cada pequeña isla de la ciudad y nos enamoran más a este lugar.
[su_heading size=»17″]¿Alguna vez los has contado todos? ¿Lo harías si estuvieras allí? yo la verdad empecé pero siempre me olvidaba en qué número iba…[/su_heading]
Venecia es mucho más de lo que esperaba. Vi mucho más de lo recomendado por bloggers y por famosas guías de viaje y me perdí cantidad de lugares impresionantes que ellos narran.
Observando la bahía de Venecia
Observando la bahía de Venecia

Disfruté de una deliciosa pasta a la marinera, de música romántica en la plaza de San Marcos, gratis, de preciosos atardeceres, de gondoleros, de calles cerradas, de caminos y hasta de un parque con árboles y sombra para descansar. Para rematar la última noche disfruté de una milonga improvisada en uno de sus campos con parejas bailando tango y expresando sentimiento y pasión por este hermoso baile.
Y es que Venecia siempre será más de lo que puedes llegar a leer e imaginar. Es una ciudad para descubrir paso a paso y poco a poco, para dejarse sorprender. Es una ciudad para vivirla con intensidad y a cada segundo que estés allí.
Una vez mi amigo Mario me decía, que para él Venecia era la ciudad más bonitas que había visto y ahora que la he disfrutado, puedo decir que tiene mucha razón y no solamente hablando de que es espectacular para fotografiarla. Venecia siempre es más, mucho más.

¿Vale la pena hacer la inversión y visitar Venecia?

Completa y absolutamente. Es una ciudad costosa, pero como dicen por ahí, solamente hay una Venecia y si vas a ir lo mejor es darte un viaje como se merece.
No digo con esto que te quedes en un hotel venenosamente caro, que los hay, para nada. En la isla puedes encontrar algunos más económicos que no quedan pegados a un canal con maravillosas vistas, pero que están bastante bien de precio.

Paseando por Venecia
Observando el mar en Venecia

Tampoco te sugiero que vayas a comer a los lugares costosos, encontrarás buenos comederos económicos para la isla y si puedes cocinar donde te quedas, mejor que mejor. Aunque eso si, la ida al supermercado debe ser planeada y bien medida porque las colas en cada uno de estos lugares son inmensas y entendimos el porqué.
Resulta que una botella de agua de 500 mls en una tienda de Venecia puede costar de 2,5€ a 3€ mientras que en el supermercado dos litros cuesta 0,45€ pero eso sí la botella de 500 mls cuesta 0,50€ (¿a que es raro esto?) Pero bueno, el agua allí lo mejor es comprarla embotellada, no olvides que Venecia es una isla 🙂

¿Qué hacer en Venecia en un día de turismo?

Hay muchos lugares para ver y descubrir, no te voy a hablar de cada uno de ellos, pero si te daré unas recomendaciones a tener en cuenta si solamente dispones de un día para conocer esta vibrante ciudad, donde mi principal recomendación es que te la goces y la disfrutes observando:
Los músicos callejeros
En las diferentes plazas con las que te encuentras cuando caminas por callejuelas y caminos cerrados, terminas disfrutando de músicos callejeros que tocan toda clase de instrumentos y que te hacen parar, apreciar y disfrutar por varios segundos mientras te pierdes en su ritmo, en el lugar y en el momento presente.

Plazas y parques en Venecia
Plazas y parques en Venecia

Los venecianos (a)
La formalidad de la gente que vive y trabaja en Venecia es impresionante, aunque puede ser porque al fin y al cabo viven del turista. Aunque claro, no puedes esperar que todos sean amables y que no intenten timarte vendiéndote algo, hay algunos que son bastante abusivos y agresivos, como en todo lado te encuentras con mucha variedad, pero siempre dependerá de tu actitud.
Las iglesias
Parece que ese es el punto común de nuestro viaje por el Norte de Italia, como ya te he dicho en todo Italia las iglesias son una verdadera obra de arte en si mismo, su entrada es gratuita (en todos las que nosotros entramos, al menos). Además de ser un excelente lugar para refrescarte y descansar un poco.
Los gondoleros
Verlos en su traje típico, con su góndolas esperando que alguien se anime a subirse es todo un espectáculo y cuando salen con sus parejas o grupos es aún más maravilloso verlos, es preciosos el espectáculo y ellos todos bonitos y bien uniformados, me encanta.
Además ellos tienen un precio fijo, en cualquier rincón de Venecia verás el mismo valor. Aunque puedes entrar a regatear, sin embargo ellos no están mucho por la labor, pues al fin y al cabo turistas es lo único que hay en Venecia, por lo que a la final, seguro encontrarán cliente y con una viaje que hagan al día (cosa que dudo que sea solamente uno) quedan hechos, así que ¿Para qué matarse negociando?
Iglesias en Venecia
Iglesias en Venecia

Callejear por Venecia
Perderse en Venecia no es perderse realmente. En Venecia la norma principal es «déjate llevar» no mires mapa, no te guíes por el GPS, observa los letreros (si mucho) y déjate absorber por la ciudad, por la multitud, por las callejuelas abandonadas y solitarias.
Sorprendete si terminas entrando al Gheto a un barrio bastante residencial o comercial con poca gente. Eso es lo que tiene callejerar y es lo que te recomiendo, mucho más que buscar monumentos, iglesias o plazas. Tú déjate ir y vive el presente, que en Venecia en cualquier rincón siempre vas a disfrutar un montón. (Hasta en verso me salió y todo) :Dx

Recomendaciones para tu viaje a Venecia

Ropa cómoda y zapatos cómodos para caminar.
Qué cuentos de secador, ni maquillaje, con el calor que hace en Venecia lo que más vas a necesitar es ropa cómoda, fresca y unos buenos zapatos que no maltraten tus pies.
Vestimenta apropiada
Ten en cuenta que para ingresar a algunas iglesias (casi todas) es necesario tener ropa que te cubra hombros y piernas, tanto hombres como mujeres. Así que esos shorcitos con los que que muestras media nalga y no dejas nada a la imaginación no podrás ingresar a ninguna de las iglesias en Venecia.
Mi recomendación es que lleves siempre a mano algo para ponerte encima, si te interesa ingresar a alguno de estos recintos.

Plaza de San Marcos en Venecia
Plaza de San Marcos en Venecia

Olvídate del mapa, es un gasto innecesario, no lo entenderás y es sumamente frustrante porque son pocas las calles que tienen el nombre. A la final siempre te pierdes y es lo mejor de estar en Venecia.
Así y todo si quieres un mapa, venden por toda la ciudad y cuesta (en tiendas y oficinas de turismo) 3€ pero si te quedas en hotel seguro te regalan uno y te ahorras ese dinero.
Quedarse en la isla es lo mejor, mucho más costoso que quedarse en Mestre pero lo vale completamente. Porque sino deberás invertir tiempo y dinero para ir a la estación, tomar el tren (que se demora en llegar 20 minutos) y luego buscar la manera de llegar a la ciudad, ya que te deja bastante lejos de lo «principal». Para esto tienes dos opciones 1) patonear o 2) irte en taxi-barco.
La caminada son, bien caminados, unos 30 minutos entre callejuelas y puentes, genial. Lo del bus lo dejaría para el regreso, pero si te animas a hacer la cola interminable en medio de ese calor y hacer el recorrido en taxi-barco, la parada está justo cuando sales de la estación de tren.
La ventaja de quedarte en la cuidad es que podrás disfrutarla hasta mucho más tarde. Sin prisa alguna. Ademas, la oferta cultural es impresionante, si la puedes aprovechar, no lo dudes, vale mucho la pena.
Si te vas a quedar más de un día, sería conveniente revisar la oferta cultural antes del viaje, en caso de que puedas permitirte ir a la opera o a una obra de teatro. También puedes disfrutar de buena música en vivo que hay en algunas iglesias o teatros y de alguna milonga en un campo. Genial!!!
Callejeando en Venecia
Callejeando en Venecia

En cuanto a la maleta, ten en cuenta que en Venecia hay muchas escaleras y puentes, no muy aptos para cochecitos, maleta con roachines, sillas de ruedas y demás. Lo siento pero si te gusta viajar cargado hasta más no poder, reconsidéralo, porque es bastante agobiante esa parte.
Imagina entre el calor, la muchedumbre, las escaleras y tu con una maleta de 30 kilos arrastras. Una experiencia nada agradable, llegarás al hotel exhausto y el viaje a penas empieza. Venecia es una ciudad para caminar, caminar y caminar y si el primer día ya estás cansado de arrastrar la maleta, no empezarás nada bien.
Intenta ir a Venecia ligero de equipaje, si vas a ir a alguna actividad de noche, sí necesitarás una ropa más «elegante», pero tampoco para llevar tanto peso.
[su_heading size=»17″]No te sorprendas si luego terminas andando chueco, todo aquel que va a Venecia, y lo disfruta realmente, termina así 🙂 [/su_heading]
Yo disfruté mucho mis dos noches y tres días en Venecia, hubiese querido que fueran más, tal vez un mes. Eso sí, no en verano, porque la cantidad de gente me abruma, pero definitivamente es una ciudad a la que volvería encantada y creo que volveré, porque al fin y al cabo: cualquiera que sea el camino qué elija tarde o temprano llegaré nuevamente a Venecia 🙂

¿Conoces Venecia? ¿Te gustaría conocerla? ¿Qué es lo que más te llama la atención cuando piensas en visitarla?

Si quieres realmente recomendaciones de lugares para visitar en Venecia, te recomiendo estos blogs:
– Donde me llevan mis pasos en Venecia
– Deambulando con Artabria en Venecia
– Mi Patria son mis zapatos en Venecia

3 comentarios

  1. Que chevere, esa ciudad me encanta y me alegra saber que no es solo un mugrero como me dijo una vez alguien que ir a Venecia era como pasar la quebrada de la casa, que poco romanticos, yo me la sueño hermosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *