Podría hacer muchas cosas, la primera armar las vacaciones de mitad de año. Lo otro sería sacarlos de la lista de personas en las cuales no se puede confiar.
Porque déjenme decirles, cuando alguien es tan indelicado con el dinero, para mi es un signo de que no se puede confiar en ella…
Y teniendo en cuenta que yo soy de las que vive con el principio deno hagas a nadie lo que no quieres que te hagan a ti, pues ya podrás entender mi consternación ante este hecho.


Pero bueno, hay que vivir cada experiencia para poder aprender de ellas y así ser una mejor persona cada día.
Aunque no confié más en estas personas, lo cierto es que he aprendido y eso sí les digo, no me pongan en sus referencias, porque soy mala para olvidar una deuda.
Así creas que es muy pequeña. Entonces, si no quieres que diga que eres mala paga e indelicada con el dinero, mejor no me coloques como recomendación, para nada… y cuando vuelvas a pedirme dinero y te diga “no”, ya sabes porque ha sido…
Recuerda el dicho: “Presta dinero a un enemigo y lo ganarás; a un amigo y lo perderás” (Franklin).
Además no olvides que «los pecados y las deudas son siempre más importantes que lo que nosotros nos figuramos» (Thornos Fuller)
Por eso hay quien dice que si quieres conservar un amigo no le prestes: dinero, música, películas o libros y yo he comprado que ésta última teoría (lamentablemente) es totalmente cierta.
¿A ti alguna vez un amigo no te ha pagado o se te ha quedado con algún libro?
A mí más de uno. Por eso es que tengo tan pocos amigos 😉
 

5 comentarios

  1. eso si, si uno le presta a un conocido dinero ,hay si como quien dice esa platica se perdio …..porque se mentalizan que como se conocen ,la persona nunca se la cobrara sino lo contrario la toma regalada.

  2. Si todos te pagáramos, no tendrías que trabajar más, pero puedes esperar para la vejez, una pensión, pero eso sí por si las moscas espera sentada o acostada para que no te canses mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.