En nuestro cuarto día en Bergamo madrugamos y tomamos ruta hacia Milano (Milán), habíamos quedado en vernos con Mario y Ewa a las 2pm en Piazza del Duomo, así que salimos lo más rápido que pudimos, pero tras una larga caminada a la estación de tren, terminamos tomando el de las 12:02pm de Bergamo a Milano (nos costó 4,40€ los dos pasajes).

Encuentro en Milano con Mario y Ewa
Encuentro en Milano con Mario y Ewa

El tren no dejó en la estación central de Milano, luego nos tocó tomar el metro hasta el apartamento que habíamos alquilado con Airbnb. Llegamos, dejamos las maletas y salimos al encuentro con nuestros amigos. Nos encontramos a las 2.15 pm nada mal, para la vuelta que nos tocó dar 🙂
Fue genial encontramos en otra parte del mundo con ellos y disfrutar de un delicioso almuerzo cargado de risas y anécdotas. Luego nos fuimos con Mario a caminar por el centro de Milano hasta llegar al Castello de Milano y después llegamos al Parco di Sempione donde se encuentra el Arco de la Paz o Arco della Pace (muy al estilo de los Arcos del Triunfo de Europa). Nos sentamos a hablar un rato y compartimos un buen rato proyectos, ideas y más risas.
Luego partimos hacia Expo Milano donde disfrutamos de la exposición más importante para el ámbito turístico. Hay exposición de todos los países del mundo (bueno casi todos) y cada uno es tan diferente del otro que es impresionante verlos allí todos juntos tratando de vendernos su país con información, gastronomía y muchas artesanías.
Castello de Milano
Llegando al Castello de Milano

Es muy bonito y bien vale la pena si trabajas en el sector turístico o si tienes interés en conocer algún lugar. En esta feria podrás encontrar mucha información que te puede despejar dudas o antojar por descubrir el mundo.
Eso sí, es una vaina inmensa de muchos kilómetros para recorrer. Termina uno agotado y lo otro es que no se alcanza a ver todo. En cada pabellón te puedes demorar unos 20 minutos. Algunos tienen colas inmensas para ingresar, como fue el caso del pabellón de Colombia, donde obviamente entramos para ver qué mostraban.
Principalmente porque varias de las fotos expuestas eran de nuestro amigo Mario Carvajal, así que si o sí teníamos que ingresar allí.
Lugar: Milano
Tema: «Alimentar el planeta, energía para la vida»
Cómo llegar: En tren ruta No. 1 hasta el final: Rho-Fiera
Duración: 1 de mayo al 31 de octubre del 2015
Cuánto cuesta: 39€ la entrada 5€ si vas después de las 7pm
Horario de funcionamiento: de los pabellones es de 9am a 9pm el resiento como tal lo cierran a las 11pm por lo cual te dan bastante tiempo para desalojar el lugar 🙂
Información en: Expo 2015
En la entrada al pabellón de Colombia en EXPO Milano 2015
En la entrada al pabellón de Colombia en EXPO Milano 2015

Como recomendación decir lo obvio: ir con zapatos cómodos porque vas a estar mucho tiempo de pie y vas a caminar un montón, por lo cual agradecerás estar lo más confortable posible.
Las colas para comprar las entradas, así como para el ingreso son inmensas. La recomendación es que la entrada la compres en el centro. En la parada de metro de Cairoli Castello hay una oficina donde las venden y la cola es menor a la que hay en el evento.
Otra recomendación cuando vayas a entrar es hacer la cola al lado de las filas preferenciales, porque tienden a dejar pasar a las personas de al lado cuando no tiene personas en dicha fila. El agua hay que sacarla de tu mochila para el control, pero te la dejan entrar sin problema.
[su_heading size=»17″]Hay que pasar un control de seguridad bastante riguroso, por eso la entrada es tan congestionada.[/su_heading]
Lo otro, la caminada después de que entras hasta los pabellones es de respeto. Aunque hay dos entradas y una es «más corta», tampoco es que lo sea mucho, porque la caminada debes hacerla desde la estación de tren hasta el control de seguridad o taquilla.
En la otra (por la que entramos) sales de la estación y haces la cola ahí mismo (para una u otra cosa), el tema es que después de pasar el control de seguridad la llegada a los pabellones es larguísima.
Pero bueno, es lo que tiene este tipo de eventos, mucha congestión de gente y de controles. Así que a llenarse de paciencia, porque la verdad vale la pena, lo disfrutarás mucho, si este tipo de cosas te gustan 🙂
Parco di Sempione en Milano
Parco di Sempione en Milano

Impresiones de Milano

Milano es preciosa, la parte del centro historico está llena de almacenes de cadena, iglesias, callejuelas y mucha, muchísima gente. Es impresionante y eso que aún no estamos en verano cuando al parecer el sitio es intransitable.
Obviamente el tema de la moda es importante en esta ciudad, ves personas vestidas muy elegantemente, pintas preciosas, así como otros con una moda bastante extraña y de esas que dices. «jamás de los jamases utilizaría eso» es una pasarela en vivo y en directo, impresionante.
Según nos contaba una colombiana que lleva en Milano más de 13 años, allí las marcas, la ropa, los zapatos y los accesorios son tema de conversación y un tema bastante importante para muchas personas que trabajan y viven de la moda. Para las personas del común es importante siempre estar bien presentado y las etiquetas están muy bien marcadas en la sociedad.
En general me gustó lo poco que vi. El transporte público funciona muy bien y el parque que conocimos y esa parte de la ciudad me pareció genial porque hay mucho verde, un lago, música, juegos, lugares para descansar, sombra, sillas y muchas actividades para niños y grandes. Ideal para pasar un par de horas, descansar y volver a continuar el recorrido.
Sin embargo, es de esos lugares que ves, te gustan pero dices: «yo aquí no viviría». Lo volvería a visitar, claro que sí, un día no es suficiente para estar en Milano, para conocer un poco más y para disfrutar de muchas más actividades y lugares, pero no pensaría en pasar más de un par de días allí.

Arco della Pace en Milano
Arco della Pace en Milano

Resumen de nuestra estadía en Milano:

Lugares visitados: Arco della Pace, Parco di Sempione, Piazza del Duomo, callejuelas del centro histórico, Expo Milano.
Apartamento alquilado en Airbnb
– Costo por noche: 45€
– Lo bueno: a pesar de que es un sofá cama es cómodo y muy confortable. Aunque es la sala no nos sentimos importunados en ningún momento. Eso sí, pasamos pocas horas allí: llegamos dejamos las maletas, recibimos las llaves y salimos. Volvimos a media noche, nos acostamos y al otro día salíamos a las 2pm rumbo a Torino.
Así y todo disfrutamos de buena conexión a Internet, el baño es cómodo y podíamos utilizar la cocina. Una estancia agradable y aunque no queda muy central está solamente a tres estaciones de la Piazza del Duomo, por lo cual se llega rápidamente y la caminada hasta la estación de metro es de 10 minutos cuando mucho.
Así pasamos nuestro día en Milano y aunque poco conocimos de la ciudad compartimos el día con nuestros amigos y fue una excelente experiencia. La ciudad nos gustó. Como digo arriba no para vivir allí, pero sí para visitarla un par de veces más en el futuro.

¿Conoces Milano? ¿Te llama la atención pasarte por allí? ¿Crees que es una ciudad enfocada solamente en la moda?

Espero hayas descubierto que es un poquito más. En caso de que hayas quedado con más te dejo estos posts:
Qué ver en Milán en un día

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.