Hace un tiempo te conté que no tengo reloj, pues bien hoy te confieso que no tengo celular o móvil, como quieras llamarle.
Así es, desde hace 10 meses me despegué del celular y desde entonces ando «incomunicada» como me dicen algunos cuando me piden el Whatsapp y les dijo: «lo siento, no tengo teléfono». Es tan gracioso ver sus caras que solamente por eso me empeño en no comprar uno (mentiras) 😀
La verdad no es por falta de oportunidades. En Asia casi compró uno porque allí la tecnología es un poquito más económica (ehh que no en todas partes).
También he mirado páginas donde hay venta de celulares online nuevos y de segunda, allí se puede encontrar mucha variedad y a buenos preciosos, pero tampoco me ha motivado el asunto y es que después de 10 meses de libertad, ¿Para qué hacer un gasto en un teléfono que la verdad no me interesa usar?
Mi relación con el Celular
Vivimos tiempos diferentes, tú pensarás que ando incomunicada, pero qué va, ando conectada todo el tiempo.

Mi relación con el celular

Tengo Internet en mi iPod, porque gracias a la tecnología cada vez más son los sitios que tiene Wi-Fi gratis, lo que permite que pueda chatear o hablar con la gente por medio de Skype, Viber y hasta Line.
[piopialo vcboxed=»1″]¿Para qué comprar hoy en día un móvil teniendo tantas opciones en el maravilloso iPod?[/piopialo]
De hecho, me ahorro cargar un aparato más. Además, ¿Por qué necesitamos estar conectados a todo momento, «disponibles» para todo el mundo cuando a veces lo que necesitamos es un poco de privacidad, un momento para nosotras y sobre todo un momento para estar con alguien realmente aquí y ahora?
No sé, pero hoy escribiendo esto, rodeada de naturaleza, sonido de pájaros, mucho verde y sobre todo silencio. Me pregunto en qué momento se nos ha salido de las manos todo esto.
En qué momento pasó que ya no estamos «bien» si no estamos conectados las 24/7 y sí, lo dice alguien que vive de Internet, alguien que quiere seguir Traviajando y que quiere seguir haciendo de su vida su pasión.
Mi relación con el Celular
Creerás que es algo contradictorio. Pensarás que estoy algo chalada o que a la final, sencillamente no sé lo que quiero, pero lo cierto es que sí.
Quiero privacidad.
Quiero poder hablar con alguien sin que esa persona se la pase mirando el móvil cada segundo.
Quiero estar con mi pareja sin que el Whatsapp suene a cada momento.
Quiero dormir tranquila sin que el sonido de una notificación de Facebook me interrumpa mi descanso y quiero tener mi momento de silencio y tranquilidad para escribir, para meditar, para pensar o simplemente para ver las nubes, el cielo o disfrutar de la lluvia.
Porque no quiero que te molestes si no te contesto el móvil, pensando que te ignoro, que me caes mal, que te tengo abandonada o que sencillamente me he vuelto creída y ya no quiero tu amistad.
Nada de eso.
¿Por qué ahora somos tan fatalistas y tan trágicos con el tema de la comunicación «inmediata»? ¿Qué paso con ese tiempo donde una carta se demoraba semanas en llegar y el mundo seguía girando?
Sí, no estaríamos donde estamos, es verdad, pero hay que darle a las cosas su justo valor y no hacer de algo pequeño un dilema tan grande, porque las caricaturas que vemos con respecto a la tecnología son una realidad que aunque queramos ignorar ahí están para decirnos que algo pasa y que a veces es mejor estar sin celular y tener una vida «en silencio» que estar siempre conectado cuando [piopialo]lo que deberías hacer es conectar con las personas que tienes delante.[/piopialo]
Mi relación con el Celular
Ya lo sé, hoy se me ha ido la olla hablando de una cosa y de otra y a la final de nada, porque nada tiene sentido, pero es lo que hay.
Hoy tengo sentimientos encontrados, dudas existenciales y sobre todo, ganas de estar en silencio.
Así como hay días que quiero que todo el mundo me hable, [piopialo]hoy quiero pensar, quiero estar conmigo misma y disfrutar de esto.[/piopialo] 
Por eso agradezco no tener un celular y agradezco poder apagar el iPod y no abrir el computador sino cuando yo quiero, no cuando toca hacerlo.

[piopialo vcboxed=»1″]Viva la libertad… Qué te puedo decir. Hoy soy más feliz que ayer :)[/piopialo]

Ya te conté cuál es mi relación con el celular, ahora cuéntame ¿Cuándo fue la última vez que estuviste sin ver tu celular, sin contestar el Whatsapp o ver el correo o el Facebook? ¿Cómo te sentiste? ¿Crees que puedes estar incomunicada un día, un fin de semana, una semana completa?

Esta nota la escribí en el 2014, alcancé a estar sin celular un año y medio, a la final mi pareja terminó comprándome uno ya que tuvimos una experiencia de infarto en un viaje a Washington, que algún día te contaré.
El tema es que ya tengo móvil, aún sigo sin acostumbrarme a él, olvido prenderlo, nunca veo el whatsapp a tiempo, pero cuando salgo estoy comunicada, eso es lo único bueno 😀

25 comentarios

  1. Es una buena iniciativa pero yo trabajo online y mis clientes hacen cita y regularmente confirmamos por escrito. Ya sea un texto una llamada telefónica pues dinero es dinero jejej y yo lo necesitó por mis bebés. Pero al llegar la noche lo dejo en opción prioridad solo suena si es popoor mi esposo mis papás

  2. Eres la segunda persona que conozco que ha estado sin móvil. Hay dias que lo miro cada varias horas, porque estoy ocupada y creo que así me siento más descansada, pero para varios aspectos de mi vida necesito tenerle siempre a mano, y hay como no conteste, ya parece que me ha pasado algo jajaja Bss.

    1. jajaj guapa suele suceder, así es. Parece que debemos contestar un móvil a la primera sino es como si algo nos pasara, cuando no es así. De momento tengo mi móvil siempre está en modo avión con el wifi encendido y bueno si alguien me llama, ya le devolveré la llamada en algún momento jajaja

  3. Hola guapa!!
    Que razón tienes en todo, vivimos en un mundo de locos y cada vez va más allá. Hasta he pensado en irme unos 15 días o un mes a algún sitio (que los hay y he mirado) sin ninguna tecnologia. He visto hoteles incomunicados totalmente para desenganchar a la gente que utiliza el teléfono constantemente( como yo jejej). en fín todavía estoy en ello, pero me cuesta horrores, sobre todo por mi trabajo. Pero si me animo me acordaré de ti y te pediré consejo. Un besazo.

  4. Te admiro Diana! Yo sin mi móvil creo que no voy a ningún lado, y sin internet muero! jajajaja Hace tres meses que nos mudamos a esta casa, y está en medio del campo, no hay nada alrededor… mientras no nos pusieron la Wifi en casa te juro que hiperventilaba! jajajaja Pero reconozco que lo normal es lo tuyo, lo mio y lo de la sociedad en general es una enfermedad, y a pesar de que nuestra sensación es de estar conectados lo que estamos es desconectados con la vida real! Besotes guapa.

  5. Hola diana!! Si es verdad,muchas veces estamos enganchados al movil y nos olvidamos de tener una conversación,o mirar el cielo, o las nubes.He de reconocer que ahora mismo no puedo vivir sin el.Pero cuando estoy con amigas,no estoy pendiente de él.Lo que si hago es apagarlo por la noche,las notificaciones al día siguiente.
    Un beso enorme y gracias por tu post!!!!

  6. Hola guapa
    Me parece una reflexión muy buena e interesante la de este post, creo que todos deberíamos pararnos a pensar si se nos está yendo de las manos el hecho de estar siempre «comunicados». Por al final hace que perdamos la comunicación real entre personas.
    Es muy curioso que lleves tanto tiempo sin móvil, yo creo que también podría pero la verdad es que no quiero jajaja
    En mi rutina tengo momentos de desconexión, por ejemplo cuando veo alguna de mis series siempre apago el wifi y el 3g, y por la noche también
    Un besazo

  7. A veces yo trato de dejar el celular pero ahhhhh como cuesta ya que es una herramienta esencial en mi trabajo… pero trato de hacerlo en ciertas horas del día.

  8. Hola!!
    Pues tienes más razon que un santo. Hace tiempo que dejé de usar el móvil para todo. Ahora solo lo uso para el despertador y por si me llaman del trabajo, nada más. Para lo demás tengo el ordenador y la tablet, que es lo que mas uso, pero tampoco me obsesiono si no lo tengo.
    Pero es verdad que se está perdiendo la comunicación, el llamar por teléfono y el escribir cartas a mano. Ahora mismo lo queremos todo en el momento y ya, y eso a mí me agobia 🙁
    Muy buen post!
    Besos :33

    1. Siii te entiendo guapa, lo del agobio es muy triste como estamos perdiendo el contacto y eso es una pena. Algo tenemos que hacer para que esto no acabe con lo más bonito que son las relaciones personales 🙂

  9. Debo admitir que mi celular me acompaña siempre, pero puedo pasar de estar pegada a él en todo momento. De hecho, detesto el sonido, por eso siempre lo uso en silencio, tengo desactivadas las notificaciones, así que las reviso cuando quiero sin que estén interfiriendo, y poco a poco he estado adaptando a mis contactos para que comprendan que si no respondo al momento es porque estoy ocupada. La productividad me ha enseñado a destinar momentos específicos para chequear mis mensajes, mails, llamadas y realizar las que tenga pendiente. Es cuestión de proponernos darle un mejor uso a la tecnología, de manera más consciente, sin tener que estar incomunicados del todo.
    De vez en cuando hay que desconectarse y dedicarle tiempo a las actividades que realicemos, personas que estén a nuestro lado y a nosotros mismos, especialmente.

    1. Es una buena estrategia Diang, definitivamente hay que aprender a separar las cosas si queremos ser realmente productivos en nuestro trabajo. No es algo sencillo, pero tampoco es algo imposible y se puede lograr 🙂

  10. Yo me la puedo pasar divinamente sin que sepan donde estoy, y el mirar la nubes es algo grandioso, buscar las figuras mas disparatadas y ver como se deforman al momento, es muy divertido.

  11. Lo que no tienes es WhatsApp jajaja…Ahora, en serio…creo que los celulares es algo con lo que tenemos que aprender a convivir. Recuerdo cuando todo el mundo alcanzó a tener BlackBerry y era molesto tener conversaciones con alguien que parecía no estar prestando atención. Luego esas mismas personas fueron conscientes de lo molesto que era y aprendieron a controlarse un poco más. Es imposible dejar guardado el celular el 100% del tiempo para casi todo el mundo, pero muchos han aprendido a ser un poco más prudentes de cuando es un buen momento para mirar el celular.

    1. Me has pillado amigo 😀 jajaja Es verdad y es que a veces durante la conversación se puede dar que haya «un tiempo libre» para ver el móvil. Y tienes razón no tengo WS porque gracias a Dios el iPod no me lo deja instalar sino ya también lo tendría ahí… Mejor dicho tengo un equipo menos en mi bolso, solamente eso 😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.