Todo despedida es triste y cuando llega el momento de emprender una nueva vida en un nuevo lugar, despedirse es aún más difícil. Esta es mi despedida, el mensaje que le he dejado a mis compañeros y compañeras en la Fundación en Bogotá cuando mi vida empezó a cambiar considerablemente.  

Mi despedida del trabajo
Compañeros de trabajo Fundación ESPERANZA

Compañeros,
Este mensaje es para agradecer a todos desde el fondo de mi corazón los detalles tan bonitos que han tenido conmigo todos estos años, sé que algunos llevamos poco tiempo conociéndonos, pero las grandes amistades no precisan de años para ser reales.
Quiero agradecer a todos por separado, porque creo que se lo merecen y como las palabras no son mi fuerte (por ahora) quise escribirles este mensaje, que tal vez me salga un poco mejor.
Empezaré por oficinas para que ninguno se me sienta mal, ni menos importante, porque en el corazón todos tienen el mismo lugar.
– A Tulis que fue la primera persona que tuvo que soportarme en su oficina cuando llegué. Que en todo este tiempo siempre ha tenido una sonrisa en su rostro para brindarme y se dejaba molestar y consentir cuando estaba en embarazo y después de él, y antes de él también.
– A María Clara porque es un ser hermoso con grandes virtudes y cualidades y que se merece lo mejor del mundo. Porque es una persona espectacular, con una mentalidad y una entereza como ya no se ve hoy en día. Por abrirme su corazón y dejarme ser más que una compañera.
– A Antonio con quién compartí almuerzos, películas, series y novelas y que me hizo reír con su seriedad y su manera de ver la vida.
– A Paola quién me soporto mis malas caras en muchas reuniones y me recordó con su ternura y manera de ser lo bueno que es vivir cerca de la mami y lo importante que es compartir con ella momentos especiales en la vida.
– A Juan a quién extrañaré ver pasar al baño o salir de el bailando, con su buen humor siempre a pesar del estrés y de las pruebas que tiene que llevar a cabo, que no son nada fácil. Una persona maravillosa con un espíritu tan joven y un sentido del humor a veces tan cruel, pero tan oportuno…
– A María Helena que con su risa contagiosa y sus historias nos acompañaba y amenizaba cada almuerzo.
– A David que con su “timidez” y miradas desde la puerta me hacían reír todos los días y enojar otros tantos.
– A Wilson que algunas mañanas me acompañaba con sus buenas historias y sus sueños tan maravillosos que poco pude molestar, pero cada instante que tuve aproveché para hacerlo trabajar…
– A Lina que siempre tiene algo que comentar o un chiste o anécdota para contar. Era la que siempre amenizaba una reunión o la hacia más larga, pero igual una sonrisa lograba sacarnos en medio de tanto trabajo.
– A Angélica, que es tan tierna y especial, con su dulzura y sencillez nos hace reír con sus apuntes, lástima que sea pública sino hubiésemos podido compartir mucho más.
– A Diana «Marcela» que con sus ideas “locas” nos pone a trabajar y a correr casi siempre y que no se pierde una reunión ni porque este enferma. La admiro por su pasión al trabajo y su forma de ver la vida, por ser una persona muy especial y siempre tener algo que decirme, espero eso no cambie.
– A Esperanza militante y trabajadora, que me soportó tanto tiempo como compañera de oficina y a quién extrañé mucho por sus detallitos y su buen humor. Siempre a favor de los niños y de esta niña que al parecer nunca va a madurar. Muchas gracias por ser tan especial y por los deliciosos sandwiches.
– A Andrea que me acompañaba en la oficina en las tardes y con charlas y trabajo compartimos cosas de nuestras vidas. A pesar del poco tiempo que podía permanecer en la Fundación siempre tenía una sonrisa en su rostro y un saludo caluroso para brindarme
– A Luz Ángela que con esa hermosa voz y esa forma de ser tan linda nos deleito hoy la velada. Espero podamos más adelante compartir muchas reuniones más, pues se nota que uno contigo no se aburre.
– A Sandra y Leo “la parejita del año” mis mejores deseos pues son unos excelentes amigos. Quiero agradecerles cada momento que pasamos juntos, cada película, comida, almuerzo delicioso preparado por Sandra, con ayuda de Leo, obviamente.
A Leo que compartió conmigo oficina, quién me soporto mi buen y mal humor y que siempre tenía una sonrisa y se dejaba regañar sin un mal gesto y me siguió en todas mis niñadas con mis osos. Gracias por ser tan lindo y especial.
Aquí descanso un poco, pues los ojos se me están aguando recordando tantas cosas que pasamos juntos, tantos momentos especiales, sencillos que uno no cree que lo vayan a afectar, pero que a la hora de la verdad marcan la vida y nos hace mejores personas.
Creo que lo más duro de este viaje va a ser separarme de ustedes, pues llevamos mucho tiempo viéndonos, ustedes soportándome y aguantando mis caprichos y mi forma de ser que no es nada fácil de llevar. Agradezco la paciencia y la buena energía que siempre me manifestaron a pesar de lo mamona y malhumorada que soy.
Ahora si continúo:
– A Jaime que siempre sabe como captar una idea de una charla tan larga. Que nos enriquece con sus intervenciones tan precisas y que saca tiempo de su apretada agenda para escuchar todas las mañanas la MEGA conmigo.
– A Bibi que es una consentida, llena de ideas maravillosas y con un gran amor a la música, el baile y la vida. Al fin dejarás de sufrir escuchando mi música, pero yo extrañaré tus tangos en la tarde y tus locas aventuras, con las cuales podría hacer una novela.
– A Glorita que como buena mamá siempre estuvo pendiente, con ganas de aprender y crecer cada día. Espero sigas este camino y cuentes conmigo en este proceso.
– A Doris que con sus regaños y sus ganas de cazar pelea con todo el mundo, me hacia reír mucho, pues siempre tenía un apunte a cada situación. Extrañaré sus preguntas, sus ganas de arreglarlo todo y desde luego, sus visitas a mi oficina, sin agua obviamente.
– A Edel y sus fobias que me causaban tanta gracia, que siempre tiene algo que contarnos y nunca esta de mal humor ni triste. Eso si, con algún malestar o molestia, pero siempre con una sonrisa en su rostro, parece que la tuviera dibujada ya…
– A Lucho por siempre tener algo que decir y darnos la oportunidad de compartir momentos tan especiales de su vida. Dios tiene cosas maravillosas para ti, porque a pesar de la adversidad y de las duras pruebas siempre tienes una actitud positiva en tu vida y eso te ayudará a seguir adelante y seguir transmitiendo a tus compañeros y a tu familia una buena energía.
– A Oscar, y «aunque no estaba preparada para ello…», que siempre tiene ideas maravillosas y continuamente encuentra la manera de sacar adelante lo que sueña. Quién con sus locuras y su buena energía nos ayuda a crecer cada día y a tratar de comprender ciertas cosas que son algo ajenas para todos, aún.
Todas aquellas personas que faltan y que por algún motivo ya no están con nosotros como Luchi, Yudy, Lilian, Raúl, Lili, entre muchos otros y con los cuales compartí momentos tan especiales, solo puedo decir que los llevo en el corazón y en la memoria, porque los buenos momentos no se olvidan aunque pasen muchos años.
A Gleydis y Ofelia a quienes despedí con tanta tristeza cuando se fueron para sus respectivas sedes de trabajo porque su forma de ser tan especial me iba a hacer tanta falta, hoy las recuerdo con mucho cariño y aunque más lejos vamos a estar o tal vez más cerca, estoy segura que seguiremos en contacto y nos encontraremos en algún momento.
Para Victoria Eugenia muchas gracias por consentirme y no olvidar mis gustos. Agradezco tu paciencia y todas las cosas que me enseñaste y que estoy segura me seguirás enseñando.
Cada uno deja en mí una huella imborrable que a pesar de la distancia y el tiempo seguirá intacta al igual que la amistad que hemos construido. Estoy segura que nos volveremos a encontrar en algún momento de nuestras vidas.
Saben que en Sevilla o en el lugar que me encuentre, tienen una amiga y un techo dónde llegar cuando quieran ir a conocer o visitarme.
Gracias por la velada, la comida, la música, el trago, el detalle, el tiempo compartido y sus mensajes.
Me llena de nostalgia hacer esta nota, pero quería decirle algo pequeño a cada uno, pues no saben lo especial que son para mí y el recuerdo tan bonito que tengo de todos.  Un gran abrazo y seguimos en contacto.

6 comentarios

  1. Leyendo tu correo, no queda otra cosa que sentir una gran nostalgia de los años compartidos, de los momentos vividos, de lo mucho que cambia la vida. Cuando empezamos a trabajar juntas recién iniciabas una nueva vida, venías persiguiendo un sueño y un amor, hoy el ciclo se cierra por lo menos en este lugar, e inicias un nuevo trayecto bajo otro sol y otra tierra persiguiendo el mismo sueño y el mismo amor. Todo lo mejor Marce… de verdad…todo lo mejor…espero que las cosas que vienen traigan consigo mucha prosperidad, fortaleza y la consolidación de todos tus proyectos, me alegra mucho verte hoy, ¡has crecido tanto!… como ser humano, como mujer. Me siento muy feliz por ti, por la capacidad enorme que tienes de construir tus sueños. Te extrañare mucho…a mi lado no encontrare quien más se queje tanto…
    Te quiere y quiere.
    Diana Cano

  2. Diani.
    Gracias por tan conmovedor mensaje, ya se ven tus dotes de comunicadora, muy sentido, Ya sabes que tienes una amiga aqui, gracias a ti por tu compañia amistad y por apoyarme en momentos cuando he estado triste y necesitaba una voz amiga.
    tambien sabes que la perra marrana te va a extrañar mucho lo mismoa que a orejon.
    Y Jaime, subdirector adjunto, gracias por esa alegria y buenos momentos que compartimos y espero seguiremos compartiendo.
    los quiero mucho a los dos.
    la mejor de las suertes y a poner a producir esas paginas web. JAJAj
    Sandra monica

  3. ;D pelaá … ni creas que por irte a Sevilla vas a perder tu silla… y ni creas que te vas a salvar de mis chocoaventuras … un abrazo, siempre en mi corazón … LINA 😀

  4. Que bonito mensaje….muchas gracias tambien por compartir tantos momentos con nosotros…espero que en sevilla haya alguien que vaya al baño bailando como yo jajajajajajaja
    Buena suerte, feliz viaje y feliz navidad!!!!

  5. Hola Chinita
    Muchas gracias por tan lindo mensaje, por tener el tiempo para pensar en cada uno de los que nos quedamos aquí aguantando frío y mucha lluvia, por ser tan generosa y buena gente.
    Cuando llegué a la fundación persibí una niña odiosa y antipatica, pero con los días me pude dar cuenta de la gran persona que hay dentro de tí, una amujer con el deseo de ser alguien grande y de ser feliz junto a su flaco. muchas gracias Dianita por aguantarme todos los días preguntandote como subir un informe, como «zip»iar una carpeta, cómo, cómo y cómo… deverdad nos harás mucha falta y me dará muy duro pasar hacia el baño y tener que ver en tu puesto un hombre un poco feo, pero igual buena gente. jajajajajaja, bueno, claro que hay muchos detrás de ese escitorio.
    Nunca me imaginé que pensaras que soy una mujer tierna, dulce y sencilla, pero me alegra saber que logro inspirar eso en alguien con quien lastimosamente compartí muy poco tiempo.
    Me queda un lindo recuerdo de ti y espero que esta pequeña amistad tenga el espacio suficiente en la distancia para que crezca más. ¡claro! para que esto sea posible dile a tu suegra que aliste unas dos habitaciones en estas vacaciones, tú sabes los niños, mi amorcito y yo. jajajajajajaja
    Un abrazo y un feliz proyecto de vida
    Angélica Vera

  6. No hay nada que agradecer, estas muestras de afecto son simplemente lo que te mereces, hoy recoges lo que has sembrado tiempo atras. Siempre estaremos contigo y esperamos como te dije, que en un futuro no muy lejano regreses.
    A Jaime, el flaquito, mucha suerte y que te vuelvas millonario. Espero que despues de un tiempito me contrates.
    Siempre estare aqui para ustedes, mi casa es la de ustedes. cuenten conmigo.
    Los quiero mucho
    maria Clara

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.