En Galicia o tal vez en todo España, es muy común el refrán: “hasta el 40 de mayo no te quites el sayo” y esto significa simplemente que por más calor que sientas y por más que veas el cielo azul y el sol en el horizonte, no te confíes.
Pues en esta época los vientos son fuertes y los cambios de temperatura son comunes e inesperados.
Como dicen por ahí, la Primavera es traicionera, lo que hace que vengan las gripas, espasmos musculares, los malestares e incomodidades ocasionadas al olvidarte el sayo cuando sales de casa.

Atardecer en Baiona
Y así es, este es el cuarto año en Compostela y ya nos ha pasado casi de todo y es sorprendente ver el fenómeno de días lluviosos con mucho frío, seguido de días de intenso calor con vientos fríos en la noche.
Así que no nos queda otra que seguir el consejo y no quitarnos la chaqueta, chal o saco hasta después del 40 de mayo.
Aunque si estas en esta región, lo recomendable es siempre tener algo para cubrirte…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.